OTOQUERATOLOGÍA NOCTURNA

 

     ¿QUÉ ES LA ORTO-K?

 

 

    La ortoqueratología nocturna, también conocida como orto-k, es un tratamiento reversible y seguro en el que, mediante la adaptación de lentes de contacto con diseños especiales que se usan mientras se duerme, conseguimos modificar la curvatura de la córnea de una forma controlada que permitirá una visión nítida sin gafas ni lentillas durante todo el día.

 

    Tiene sus orígenes en Estados Unidos en la década de los 60, posteriormente, en la década de los 90, la técnica se mejoró, aunque se limitaba a la corrección de miopías bajas (2 ó 3 dioptrías) y el procedimiento de reducción era muy lento.

 

    Actualmente, los nuevos diseños de lentes de contacto y la incorporación de nuevas tecnologías, permiten obtener óptimos resultados en la corrección de la miopía con seguridad y rapidez.

 

    Según los estudios en el tema, la orto-k es una técnica que alcanza gran efectividad en el grado de control y corrección de la miopía

 

 

 

 

       ¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADA?

 

    * Miopías de hasta 6 dioptrías y astigmatismos inferiores a 1.50 dioptrías. En algunos casos se puede llegar a corregir más cantidad, en cualquier caso se trata de un tratamiento individualizado, por lo que el pronóstico se debe realizar caso a caso, una vez que el especialista realice la exploración visual necesaria.

 

    * Miopías evolutivas en niños y jóvenes, para control de miopía. Existen diversos estudios que indican que el uso de lentes de orto-k en niños y jóvenes miopes, es la mejor alternativa para prevenir la progresión de la miopía.

 

    * Personas con problemas de tolerancia a las lentes de contacto convencionales.

 

    * Personas que realicen deportes o actividades incompatibles con el uso de gafas o lentes de contacto convencionales.

 

    * Personas con motivos profesionales a los que se les exige una buena visión sin corrección óptica.

 

    * Pacientes que no quieren operarse o son excluidos de la cirugía de láser.

 

 

    ¿QUÉ RIESGOS PRESENTA LA ORTO-K?

 

    Es una técnica reversible y segura. El tratamiento es reversible gracias a la estructura corneal, que es flexible, plástica y moldeable, de manera que al interrumpir el uso de las lentes, los cambios que se habían producido desaparecerán y la córnea volverá a su estado inicial. Fue aprobada por la FDA en el año 2002. La ortoqueratología no presenta mayores riesgos de complicaciones oculares que una adaptación de lentes de contacto de uso convencional.

 

    En cualquier caso, debe efectuarse un seguimento de cada caso por el óptico-optometrista especializado en ortoqueratología nocturna, y resulta imprescindible el debido cumplimiento de las instrucciones proporcionadas por el profesional de la visión para que los resultados sean los esperados.

 

 

 

    ALTERNATIVAS DE TRATAMIENTO

 

Las alternativas de tratamiento a la ortoqueratología son: gafas, lentes de contacto blandas y/o permeables así como la cirugía refractiva.

 

 

    VENTAJAS DE LA ORTOQUERATOLOGÍA FRENTE A LA CIRUGÍA REFRACTIVA

 

    La orto-k es una opción de tratamiento óptico de la miopía, especialmente en aquellos casos en los que la cirugía láser está desaconsejada, la cirugía láser no se aconseja aplicar en niños y jóvenes con miopías evolutivas.

 

    La orto-k es un tratamiento reversible y además puede aplicarse en estos pacientes a los que les está aumentando la miopía de forma progresiva, siendo un tratamiento eficaz para controlar su evolución, permitiendo al mismo tiempo, ajustar los cambios de graduación si aparecieran.

 

    Además es un tratamiento reversible, por lo que si en cualquier momento quiere interrumpir el tratamiento, al dejar de usar las lentes de contacto, los cambios que se habían producido desaparecerán, volviendo la córnea a recuperar su estado inicial.